L@s agrupad@s vuelven a demostrar que siguen siendo los protagonistas de la natación tinerfeña. Los nuestros estuvieron sobresalientes en el ya tradicional Trofeo Fin de Año que cada navidad organiza la Federación Canaria de Natación. Los nadadores de la Agrupa volvieron a dejar claro su reinado en gran parte de las pruebas que disputaron.

La competición, que sirvió de cierre al excelente año competitivo de la Agrupación, tenía en su programa de pruebas las distancias de 100 metros en todos los estilos, además de los 400 libres y los 200 estilos. En todas las pruebas brillaron de una manera u otra nuestros deportistas.

Mención especial merece Adrián Coello. Sin duda 2018 será el año de Adri que volvió a demostrar su calidad y su poderío en la última cita del año. Ganó con absoluta solvencia los 100 libres con una marca de 51.51 que hace albergar grandes esperanzas para este nuevo año. Coello además se impuso con autoridad en la tabla FINA merced a este excelente registro. Sin duda podemos estar hablando del mejor nadador tinerfeño en estos momentos.

Fantástico también Pablo Díaz. El «loco» volvió a rebajar el récord de Tenerife de su edad en los 100 espalda, con un buen registro de 59.69, que le sirvió para lograr el subcampeonato de este trofeo en la Tabla FINA. Además, Pablo arañó unas centésimas al récord de Tenerife en 50 espalda en el pase, por lo que se marcó un 2×1 que lo vuelven a posicionar como uno de los mejores nadadores infantiles del archipiélago.

Muy grande también Iván Afonso, que ganó también la prueba de 100 braza. La marca obtenida le sirvió además para obtener un gran 3er puesto en la clasificación absoluta masculina de la Tabla FINA. Ivan no obtuvo su mejor marca, pero el tiempo lograd le pone en la rampa de salida para completar una buena temporada de verano.

Y completó este poker de ases agrupados la pequeña gran Raquel García, que gracias a su tiempo de 1.12,53 en 100 libres se subió al 3er escalón del podium en categoría alevín femenina de la tabla FINA: Enorme hazaña la de nuestra peque teniendo en cuenta que competía con nadadoras un año mayor que ella. Insistimos una vez más en que el futuro de la ADSC está asegurado con esta generación que viene pisando fuerte.

El resto de nadadores agrupados que participaron en esta cita compitieron a un gran nivel, en la mayoría de los casos mejorando sus registros personales, para despedir la piscina corta y el 2018 de la mejor manera posible.

Al acabar la competición, aprovechamos para celebrar un brindis en la oficina del club, y celebrar los éxitos del pasado 2018 y los que llegarán en el recién estrenado 2019.

¡Feliz año agrupad@!